MX: (664) 506.4662 - WHATSAPP: +1 (619) 616.3929

/ Si como, ¿Cuánto debo Esperar para Hacer Ejercicio?

Si como, ¿Cuánto debo Esperar para Hacer Ejercicio?



post

Para lograr los resultados que deseas ver en tu cuerpo no sólo es importante realizar las rutinas de ejercicio adecuadas y acompañarlas con los alimentos apropiados, sino que también debes llevar a cabo todo esto en el orden que sea el correcto para ti.

Es por eso que debes antes de comenzar debes plantearte varias preguntas clave, por ejemplo, si como, ¿cuánto debo esperar para hacer ejercicio?

Para saberlo, lo mejor que puedes hacer es recurrir a un nutriólogo certificado y que sea él quien se encargue de establecer tanto los ejercicios que debes realizar como las comidas y porciones de las mismas que debes ingerir, tanto antes como después de la actividad física.

lo-mejor-que-puedes-hacer-es-recurrir-a-un-nutriologo-certificadoAntes de preguntarte, “si como, ¿cuánto debo esperar para hacer ejercicio?” Respóndete, ¿de qué tipo de comida estoy hablando? ¿El desayuno o la comida? ¿Un platillo ligero o uno pesado?

Si por ejemplo estamos hablando de la actividad física hecha después del desayuno, lo que recomiendan los expertos en el tema es dejar pasar al menos una hora entre una actividad y otra.

Esto se debe meramente a los nutrientes, ya que cuando despertamos nuestro nivel de azúcar en la sangre es bajo, y no es sino hasta después de aproximadamente una hora después de que desayunamos que el proceso de metabolización se realiza por completo, ayudando así a que los músculos puedan “alimentarse” de ello.

Por otra parte, si la comida de la que hablamos es que te ha dejado bastante lleno, sea la hora del día que sea, es ampliamente recomendable que no realices ningún tipo de ejercicio sino hasta al menos 3 horas después del último bocado.

De no hacer esto, puede ser que tu organismo, específicamente tu estómago, te cobre factura a los pocos minutos de haber dado inicio con tu rutina. Dependiendo del nivel de esfuerzo que hayas necesitado, puedes sentir desde molestias en el estómago, como pinchazos o ardor, hasta diarrea o vómito.

Si de plano no quieres esperar tanto, al menos considera seriamente bajar de intensidad la rutina que tenías planeada, lo que ayudará notablemente la circulación en tu sangre y por consecuencia, la digestión.

about the author